Uno de los primeros obstáculos con los que nos topamos las chicas al cumplir quince años, o más aún desde que somos adolescentes, es el tema de los permisos. A lo largo de nuestra vida hemos crecido en la cultura de que las niñas no salen solas a la calle o que las mujeres no deben salir hasta altas horas de la noche. Al llegar a la edad de los 16 ó 17 años, el tema de los permisos y salidas se vuelve un motivo de conflicto, con el que no sabemos vivir.

La autoridad de nuestros padres es para muchas intocable e intachable, toda orden o mandato que ellos emitan  debe ser considerada y respetada a cabalidad, pero ¿qué pasa cuando esta autoridad frena tus deseos y no te da la posibilidad de hacer tu fiesta de quince? Es momento de hacer un alto y dialogar de forma comprensible con tus padres.

11_imagelarge

El primer paso es hablar del tema con ellos con calma y sabiendo explicar las razones por las que quieres tener una fiesta de quince; háblales sobre todas tus ilusiones y lleguen a un acuerdo común.

Seguramente tus padres querrán sugerirte cosas qu debes y no debes hacer en tu fiesta, como bailar de manera apropiada, no beber licor en exceso, no invitar a amigos de amigos, permitir gente vestida de manera apropiada y toda esa serie de cosas que a nuestros padres les causan admiración; lamento comunicarte que lo mejor será seguir las sugerencias de tus padres y llegar a un acuerdo, esto beneficiará la reunión y te sentirás más cómoda.

Está por demás decir que debes mantener un buen comportamiento y portarte como toda una princesa; evita cometer excesos, hacer espectáculos bochornosos o tener roces con los chicos, date tu lugar y por ningun razón dejes que la felicidad te embargue, pues podría jugarte una mala pasada.

Imagen: LaNación.

Tags Blogalaxia: , , , , .

Lea más

Posts relacionados: Consejos

Escribe un comentario

Buscar en Chica de 15

Chica de 15

Temas